Trastornos por déficit de atención con o sin hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es el término que se utiliza en la actualidad para describir un trastorno del comportamiento que presentan tanto niños como adultos, con manifestaciones diferentes según la edad y la educación recibida.

Este trastorno implica primordialmente una dificultad generalizada en el espacio y en el tiempo (ocurre en cualquier lugar y todos los días), para mantener y regular la atención, y una actividad motora excesiva.

Secundariamente, se manifiesta en forma de déficit de reflexibilidad (actúa con impulsividad o con escasa reflexión).
La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el TDAH como:

 

TDAH (OMS)

Caracterizado por la distractibilidad, la desinhibición, la impulsividad, la hiperactividad y los cambios de humor.
El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM –IV-TR), define el TDAH como:

 

TDAH (DSM –IV-TR)

Con un patrón persistente de desatención y/o hiperactividad-impulsividad, que es más frecuente y grave que el observado habitualmente en sujetos de un nivel de desarrollo similar; algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o de desatención causante de problemas pueden haber aparecido antes de los 7 años de edad. Los sujetos suelen experimentar dificultades para mantener la atención en actividades laborales o lúdicas, resultándoles difícil persistir en una tarea hasta finalizarla. A menudo no siguen instrucciones ni órdenes, y no llegan a completar tareas escolares, encargos u otros deberes.

Subtipos

Inatento

Presentan principalmente dificultades en la capacidad de atención, en la persistencia en la realización de tareas. Con frecuencia indican que se cansan o se aburren si están con una tarea larga o repetitiva, como consecuencia abandonan o cambian de actividad sin finalizar ninguna.

Impulsivo-hiperactivo

Presentan dificultades de autocontrol, con lo que no pueden estar quietos, se mueven de forma excesiva, son inquietos e infatigables. Si se aburren con un trabajo se mueven continuamente para cambiar de posición, si han de esperar van arriba y abajo, mueven los pies, las manos dan golpecitos, no están quietos.

Combinado

Presentan síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad.

Problemas asociados

Conductuales

• Periodos cortos de atención.
• Distractibilidad.
• Inquietud.
• Poca capacidad de control.

Sociales

• Relación pobre con los compañeros.
• Desobediencias de órdenes.
• Bajo autocontrol.

Cognitivos

• Autolenguaje inmaduro.
• Falta de atención.
• Ausencia de conciencia.

Académicos

• Bajo rendimiento escolar.
• Dificultades de aprendizaje.

Emocionales

• Baja autoestima.
• Excitabilidad.
• Facilidad para la frustración.
• Bajo control emocional.
• Humor impredecible.

De estos problemas asociados a TDAH no todos los niños y niñas, los padecen a la vez, ni con la misma intensidad.