Trastornos de lateralidad

Ser diestro o zurdo no es un capricho del azar. Es la consecuencia de un proceso de evolución del sistema nervioso,  necesario para elevar el grado de complejidad funcional del instrumento que utilizamos para desarrollarnos. NUESTRO MARAVILLOSO “CEREBRO”.

En nuestro país se habla de cifras muy elevadas de fracaso escolar y sin embargo, pocas veces o ninguna, el diagnóstico es un mal diseño lateral o cualquier variante de las que presenta; cruces laterales, lateralidad contrariada, etc. El diagnóstico suele ser más general, dificultades de aprendizaje, discalculia, dislexia, disgrafía, en todas sus variantes, pero rara vez, se tiene en cuenta el diseño natural y lateral de un niño que no alcanza los niveles de rendimiento “normales” para su edad. Más de la mitad de los niños que no superan la Educación Obligatoria debe su incapacidad a este tipo de problemas. No ha organizado su lateralidad diestra o zurda, y esta circunstancia les impide procesar y ordenar la información a nivel cerebral. Estos niños necesitan fijarse mucho más en lo que hacen, padecen de automatización, presentan problemas de atención y fatiga.

El problema emocional que se va gestando durante este período tan difícil suele tener consecuencias nefastas y para toda la vida académica y personal del niño o el adulto, (que no nos olvidemos, también padecen este tipo de problemas). He aquí la importancia de detectar y tratar todos los trastornos de lateralidad antes, durante y después de que se produzcan consecuencias nefastas en la autoestima, en la elección de estudios o profesión, teniendo que compensar con un esfuerzo extra de memoria y horas de estudio infructuoso y desmotivador.

Dos causas principales, primera: existen innumerables publicaciones que tratan el problema de las dificultades de aprendizaje, tanto desde el punto de vista teórico, del diagnóstico, como de la intervención. Fieles a modelos remediales o preventivos, sin embargo, pocas profundizan en el desarrollo, prevención y tratamientos de los trastornos de lateralidad.

Encontramos una ingente cantidad de manuales y cursos de formación, dedicados en exclusivo a los trastornos y problemas que ocasionan las dificultades de aprendizaje, sin embargo, este problema, a penas se toca de pasada en algunos de ellos.

En toda la literatura especializada que he revisado (que es mucha), sólo dos manuales he encontrado dedicados a los trastornos de lateralidad. ”El desarrollo de la lateralidad infantil Niño diestro-Niño zurdo y Técnicas de tratamiento de los trastornos de la lateralidad” del Dr. Jorge Ferré y colaboradores del Instituto Médico del Desarrollo Infantil (Barcelona).

La segunda causa es la falta de información y formación, del profesorado y de las familias sobre estos trastornos; que como consecuencia inmediata tiene un retraso en la detección y posterior tratamiento de estos niños, con todo lo que esto conlleva.