Trastorno generalizado del desarrollo

Los trastornos generalizados del desarrollo se caracterizan por una perturbación grave y generalizada de varias áreas del desarrollo: habilidades para la interacción social, habilidades para la comunicación o la presencia de comportamientos, intereses y actividades estereotipadas.

Trastorno Autista

Las características esenciales del trastorno autista son la presencia de un desarrollo marcadamente anormal o deficiente de la interacción de la comunicación social y un repertorio sumamente restringido de actividades e intereses.
El autismo no es un fenómeno moderno. En los registros médicos a lo largo de la historia existen casos que provocan de manera inevitable la sospecha de autismo y que nos remite a la Edad Media. No obstante, siempre que se quiera definir el autismo, se deberá partir de las observaciones realizadas por Leo Kanner (1943) y Hans Asperger (1944). Cuando Kanner utilizó el término autismo hizo algo más que poner una etiqueta a unos determinados niños, dado que proponía una agrupación de conductas que podían constituir un síndrome, ya que los sujetos que la presentaban se diferenciaban de otros que padecían un problema psicopatológico distinto. (“Psicopatología del niño y del adolescente”. Remedios González barrón; Pirámide 2007).

Criterios Diagnósticos de Kanner

  • Incapacidad para establecer relaciones con otras personas.
  • Retraso importante en la adquisición del habla.
  • Utilización no comunicativa de la palabra en caso de adquirirla.
  • Ecolalia retardada.
  • Actividades de juego estereotipadas y repetitivas.
  • Insistencia obsesiva en preservar su identidad.
  • Falta de imaginación.
  • Buena memoria mecánica, buen potencial cognitivo y aspecto físico normal.
  • Anormalidades evidentes en la primera infancia, etc.

Trastorno de Asperger

Las características esenciales de Asperger son la incapacidad grave y permanente para la interacción social y la presencia de pautas de conductas, intereses y actividades repetitivas y restringidas. El trastorno puede causar insuficiencias clínicamente significativas en la vida social y laboral, así como en otras áreas importantes de la vida del individuo. En contraste con el trastorno autista, no hay retraso clínicamente significativo ni alteraciones en la adquisición del lenguaje; aunque pueden estar afectados algunos aspectos más sutiles de la comunicación social.
La alteración de la interacción social recíproca es importante y persistentes, pudiendo presentar una deficiencia relevante en el uso de conductas no verbales múltiples (p. ej., contacto ocular, expresión facial, posturas y gestos corporales).

Dificultades específicas del trastorno de Asperger

  • Área social: dificultad en la relación e interacción social.
  • Área comunicativa. Disminución de la comunicación verbal y no verbal, uso literal de los significados que leen u oyen.
  • Área imaginativa: afectación en el juego simbólico, y centros de interés obsesivos y estereotipados.