Personas con altas capacidades

La OMS (Organización Mundial de la Salud), considera como superdotado aquel sujeto que tiene un coeficiente por encima de 130, unido a una buena capacidad creativa y una alta motivación de logro. Son superdotados aproximadamente entre un 2,2% y 5%, de la población, sin embargo, no presentan un perfil único por los que no podemos hablar de un grupo homogéneo de personas con altas capacidades. En España más de 200 000 chicos y chicas se consideran superdotados, y por un desconocimiento de las características de estas personas y de sus peculiaridades; más de la mitad se pierden en el limbo del fracaso escolar.

Aunque pueda parecer una contradicción, los niños con altas capacidades que no han sido diagnosticados a tiempo, pueden padecer un fracaso en los estudios, pueden tener dificultades de aprendizaje, trastornos de conducta, desmotivación y baja autoestima. A veces por que no entienden lo que les pasa y no son comprendidos ni por sus padres ni por los profesores y otras veces por el aburrimiento y lo monótonas que les pueden resultar las clases.

Desde la perspectiva del aprendizaje, estos alumnos se caracterizan por aprender a mayor ritmo, con mayor profundidad, especialmente si trabajan con contenidos que atraigan de su interés, y si encuentran en el profesorado el estímulo y la guía adecuada.

En general, el estilo de aprendizaje de un niño o una niña superdotados, (si han sido evaluados correctamente), se caracteriza por: un aprendizaje autónomo, centrado en la tarea, crítico, motivado, persistente y sobre todo creativo.

Las características cognitivas y de personalidad de este grupo de alumno son:

  1. Tienen una gran capacidad para manejar abstracciones.
  2. Poder de concentración.
  3. Habilidad para establecer relaciones entre datos aparentemente dispares.
  4. Habilidad para memorizar y para aprender rápidamente.
  5. Múltiples intereses y amplia base de información.
  6. Necesidad de justicia.
  7. Altruismo.
  8. Gran sentido del humor e ironía.
  9. Interés en temas humanitarios, compromiso, gran energía cuando el tema les interesa, perfeccionismo, etc.