Parálisis cerebral y trastornos motores

La parálisis cerebral se caracteriza por alteraciones de los sistemas neuromusculares, musculoesqueléticos y sensoriales que son el resultado inmediato de una fisiopatología o consecuencias indirectas desarrolladas para compensar los trastornos.
Las causas que provocan la parálisis han ido cambiando con el paso del tiempo; siendo más frecuentes en países subdesarrollado. En los países desarrollados su prevalencia no ha disminuido debido al aumento de niños prematuros y del aumento de la supervivencia de estos.

Existen varios factores etiológicos que pueden dar origen a una parálisis cerebral:

  1. Período prenatal: enfermedades de la madre, trastorno de la oxigenación, enfermedades metabólicas, hemorragia cerebral, incompatibilidad de Rh.
  2. Período natal o perinatal: Son las más conocidas, y su incidencia está en descenso.
  3. Período postnatal: Las infecciones, las intoxicaciones y los traumatismos son las causas de lesión más importantes en este periodo.

Criterios topográficos

Existe una clasificación de la parálisis en función de la extensión de la lesión, también denominada clasificación topográfica:

a) Hemiplejia: la afectación se refiere a un hemicuerpo.
b) Displejia: es la afectación de las cuatro extremidades.
c) Tetraplejia: es la afectación global.
d) Triplejia: indica afectación de tres miembros.
e) Monoplejia: Presupone la afectación de un miembro.

Clasificación académica

Esta clasificación define la sintomatología clínica de la parálisis del siguiente modo:

a) Parálisis cerebral espástica.
b) Parálisis cerebral atetostica.
c) P C atáxica.
d) P C hipotónica.

Para las personas CP es válido todo cuanto se refiere a los tratamientos e intervención destinado a las personas con problemas motores, como por ejemplo: Soluciones que mejoren la calidad de vida del entorno escolar; rampas antideslizantes, ascensores, elevadores de escalera, plataformas elevadoras, barras fijas que situadas en sitios estratégicos facilitan la autonomía a los alumnos/as. Además de estas adaptaciones proponemos las siguientes:

a) Ayudas en el desplazamiento.
b) En la manipulación.
c) En el control postural.
d) En la comunicación.
e) En la rehabilitación.

  • Estimulación precoz.
  • logopedia.
  • Fisioterapia, etc.

f) En las orientaciones metodológicas:  se efectuará en función de las necesidades del escolar y de la evaluación realizada, que establecerá los objetivos prioritarios.